Philip K. Dick

Tfno.
917 025 016

Estás en Home » Blogs » Philip K. Dick

domingo, diciembre 09, 2007

'Blade Runner: Montaje Final', el 25 aniversario en DVD del clásico de Scott

Para celebrar el 25 aniversario del estreno de 'Blade Runner', un filme que ha vuelto a la pantalla grande, Ridley Scott ofrece en DVD la caja 'Blade Runner: El montaje final', que incluye un total de cinco discos, uno de ellos con la versión definitiva, en la que él mismo ha trabajado desde el año 2000.

blade runner

Un proceso, según escribe el mismo Ridley Scott, de 'intensa investigación y meticulosa restauración, de desafíos técnicos, de descubrimientos asombrosos y nuevas posibilidades', que hacen que este sea el montaje 'definitivo' de un filme que cuando se estrenó en 1982 revolucionó el cine de ciencia ficción, a pesar de que en su momento fue un fracaso de taquilla.

Basada en la novela de Philip K. Dick, '¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?', la película, con una memorable banda sonora de Vangelis, se centra en la búsqueda de androides o 'replicantes' a cargo del detective o 'Blade Runner' Rick Deckard, al que da vida un Harrison Ford, que encarna a un personaje muy preocupado por sus propios orígenes.

Protagonizada también por Sean Young, Edward James Olmos, Joanna Cassidy, Daryl Hannah y Rutger Hauer, la filosofía del filme se centra en que esos replicantes, a los que se trata como criminales, se han convertido en humanos más que los propios humanos, pero con mayor fuerza y agilidad, por lo que amenazan con dominar la raza.

Para esta nueva edición en DVD, se han incluido las cuatro versiones ya vistas de la película. El disco 1 incluye este nuevo montaje que ofrece una introducción de Ridley Scott, quien ha extendido -la del unicornio- y añadido nuevas escenas -unas bailarinas con máscaras-, ocho en total, e incluso para una de ellas la actriz Joanna Cassidy ha vuelto a rodar unos planos; y, al mismo tiempo, ha mejorado los efectos especiales.

El disco 2, recoge el documental 'Días peligrosos. Cómo se hizo Blade Runner', que dirige Charles de Lauzirica, además de escenas suprimidas y entrevistas.

El disco 3 contiene las tres versiones archivadas y completas de la película: El montaje original de 1982 de Estados Unidos, el internacional de 1982 y el del director de 1992, en el que eliminó el final feliz, todos remasterizados y con imagen y audio mejorado.

El disco 4 incluye solamente extras, como tomas falsas, anuncios publicitarios, escenas eliminadas y pruebas de selección de algunos de los actores, como Sean Young o Dary Hannah, ambas replicantes, entre otros materiales.

Y para terminar el disco 5 ofrece la versión conocida como 'The Workprint', sólo estrenada en algunas salas americanas en 1982, que era más oscura, omitía la música de Vangelis en algunas escenas, prescindía de algunas partes del monólogo de Harrison Ford con el que comienza el final, y se incluye un documental en el que se comparan todas las versiones.



Terra Actualidad - EFE

Labels: , , , ,

martes, octubre 16, 2007

De cumpleaños

Gonzalo González Laiz (Diario de León)

Celebrando el 25 aniversario del estreno de Blade Runner, la Warner y Ridley Scott ponen a la venta una nueva versión definitiva en deuvedé que llegará a España en diciembre. Nada menos que cinco discos en un maletín como el de Deckard (Harrison Ford, en la película), que incluirá tres versiones de la película, reportajes inéditos y hasta un unicornio de papiroflexia muy significativo para el que recuerde esta obra genial.

Y es que parece que no ha pasado el tiempo por una película que marcó una época pero que, hoy en día y como se verá en las compras navideñas, sigue siendo una joya para las nuevas generaciones. Ambientada en el 2019, la historia cuenta la persecución que lleva a cabo un caza-replicantes interpretado por Ford de unos androides escapados en busca de su libertad e imposible inmortalidad. Si la película ha dado para todo tipo de análisis filosóficos y morales es por su riqueza de interpretaciones y genial ambientación. Desde el cristianismo al existencialismo, desde el cine negro al cine de ciencia ficción: ver Blade Runner en el siglo XXI sigue siendo un viaje fascinante a la búsqueda de nuestra identidad... algo que ocurre sólo con las obras maestras.

Puede creerse que todo esto ya estaba en la novela original de Philip K. Dick, sin embargo, como me comentaba mi amigo y compañero de páginas Luis Artigue, es verdad que el cine le ha hecho muchos favores a Dick. De novelas y relatos cortos escritos bajo el influjo de sabe Dios qué sustancias, han surgido películas como Desafío Total, Minority Report o este Blade Runner cuyo título literario era el sugerente ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

Origen de la posmodernidad, culmen de la ciencia ficción o reflexión sobre la inmortalidad, Blade Runner cumple 25 años: buena razón para volver a verla o tener la suerte de sumergirse en ella por primera vez.

Labels: , , ,

miércoles, agosto 22, 2007

25 años del estreno de Blade Runner en España

El futuro según 'Blade Runner'
Hace 25 años se estrenaba en España la cinta más influyente de la ciencia ficción, una sombría premonición del caos urbano
O. L. BELATEGUI/El Norte de Castilla 22-ago-2007

Fernando Savater visitó hace unos años el edificio Bradbury de Los Ángeles, donde se rodaron algunas de las escenas más famosas de 'Blade Runner'. «Ridley Scott no se inventó nada», constata el filósofo. «Todo está en las mismas condiciones de la película. Hay basura apilada a la entrada, vagabundos durmiendo en los rincones, niños dispuestos a quitarte las ruedas del coche. La Policía recomienda no pasear por el barrio al anochecer. Incluso juraría que la lluvia que cae de vez en cuando tiene altos índices de radioactividad ».

Estrenada en España justo ayer hace veinticinco años, 'Blade Runner' se estrelló en taquilla, pero no tardó en convertirse en una película de culto. El público de entonces esperaba una cinta de acción futurista, en la estela de 'La guerra de las galaxias'; el protagonista, Harrison Ford -alias Han Solo e Indiana Jones-, prometía aventura escapista. Ni la crítica ni el público vislumbraron el sustrato filosófico del filme más influyente de la ciencia ficción.

Y es que 'Blade Runner' proyecta su apocalíptica sombra sobre el diseño, la arquitectura, el cine y el cómic posteriores. Ridley Scott supo rodearse de talentos visionarios que dibujaron un futuro que ya es presente. El director de 'Alien' y 'Gladiator' no ha vuelto a hacer una película mejor. La novela de Philip K. Dick publicada en 1968 '¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?' le sirvió para dibujar un Los Ángeles superpoblado, que en el 2019 aparece como una megalópolis putrefacta, construida a base de rascacielos piramidales y coches que vuelan sobre calzadas húmedas. Un 'melting pot' humano entre neones intermitentes. Una vívida y aterradora premonición de nuestras ciudades bajo la síntesis de tecnología avanzada y decadencia social.

Ninguna otra película ha provocado tantos análisis; Google detecta casi tres millones de páginas web que hablan de 'Blade Runner'. Ridley Scott, que padeció un rodaje de pesadilla en lucha contra el estudio, los técnicos y su estrella principal, se ha ocupado de mantener viva la atención con nuevos montajes del filme. Warner anuncia para diciembre el lanzamiento mundial de 'Blade Runner. The Final Cut'. El 'montaje final' -el quinto desde 1982- añade escenas y pule efectos especiales. En su edición de lujo, un maletín de aluminio como el del cazarreplicantes Rick Deckard contendrá cinco DVD con todas las versiones, un sinfín de extras, miniaturas, fotografías, una carta firmada por Scott y hasta el celebérrimo unicornio de papel que tantas disquisiciones ha provocado.

Ese unicornio se encuentra a la misma altura filosófica que el monolito de Kubrick en '2001'. En el mundo imaginado por Dick, los androides (robots con apariencia humana) se llaman replicantes y son ilegales. Una Policía especial tiene derecho a 'retirarlos', aterrador eufemismo de exterminarlos: son los 'blade runner', un término cortesía del escritor William Burroughs. La gracia reside en que los androides, pese a su apariencia punk, resultan más humanos que los humanos. Buscan identidad y afecto como la criatura de Frankenstein, sumidos en una patética e inútil plegaria a su creador para que les alargue la vida. Deckard descubrirá en su cacería que su presa no son los robots insensibles que imaginaba. ¿O es él también un replicante?

Más allá de lo ético

En 1992, el 'director's cut' estrenado en los cines dio la razón a los partidarios de que el personaje de Harrison Ford era el Nexus 6 más perfeccionado, porque ni siquiera él mismo conoce su condición no humana, al igual que la bella Rachael. Scott eliminó la voz 'en off' que en su día le impusieron los productores y que otorgaba un chandleriano aire de cine negro al relato. Asimismo, se deshizo del pegote final, la fuga de Deckard con Rachael, e incluyó la aparición onírica de un unicornio en un bosque tomada de 'Legend', rodada tres años después. Un sueño que alude a los recuerdos implantados de Deckard. Scott sacaba de dudas este mes en la revista británica 'Empire': «En una película que habla sobre la paranoia, siempre me pareció que Deckard tenía que ser un replicante. Es una ironía divertida que se mantiene escondida en el filme, excepto para aquellos que pongan atención».

Pero 'Blade Runner' posee virtudes que van más allá de lo filosófico y lo ético. Se convirtió en piedra angular de un nuevo movimiento literario, el ciberpunk, y reanimó la carrera de Philip K. Dick. Su diseño de producción, densamente conceptualizado, marcó la estética de películas, anuncios, videoclips y series de televisión. ¿Cuántas veces hemos visto desde entonces interiores llenos de humo y cortantes haces de luz? Una de las primeras influencias visuales de Scott fue el retrato de la soledad que presenta el pintor Edward Hopper en su cuadro 'Nighthhawks'. Los paisajes alucinantes y retorcidos de la revista de cómics 'Heavy Metal' le condujeron a reclutar a los dibujantes Syd Mead y Moebius. El técnico en efectos especiales Douglas Trumbull, responsable de los ballets espaciales de '2001', y el músico Vangelis se sumaron a una conjunción de talentos irrepetible.

Juntos crearon un entorno futurista basado en un concepto ideado por Scott, 'retrofitting' o retroutilización: actualizar maquinarias y edificios añadiéndoles elementos nuevos. Los vehículos, viviendas, calles y bares no lucen asépticos como en el cine de ciencia ficción de hasta entonces. Se llegaron a diseñar y construir los interruptores de la luz, las tarjetas de crédito, los vasos, las portadas de revistas expuestas en los quioscos. Paraguas con luz, pantallas planas de televisión, fotografías digitales, la 'interlingua' que hablan los protagonistas. «Un mundo de detritus culturales, donde lo atávico convive con la más avanzada tecnología», según el diseñador Juli Capella.

Ironías del destino, Syd Mead escogió como punto de partida de sus diseños urbanos las torres gemelas del World Trade Center. Ya no existen, igual que marcas comerciales que aparecen en el metraje, como Atari y Cuisine Art. El tiempo, el gran tema de 'Blade Runner', según Fernando Savater, no ha envejecido lo más mínimo esta sombría epopeya. Y la muerte del androide Roy Batty, una de la más hermosas de la historia del cine, conmueve veinticinco años después. «Al final, cuando expira el tiempo, vuelve la constancia de lo irrepetible», reflexiona Savater. «'Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia' Bienvenido a la humanidad, hermano replicante».

Labels: , , ,

jueves, marzo 22, 2007

Minotauro conmemora el 25 aniversario de la muerte de Philip K. Dick con la recuperación de obras fundamentales

La editorial Minotauro conmemora el 25 aniversario de la muerte del escritor Philip K. Dick, uno de los referentes de la novela de ciencia ficción y autor del clásico 'Blade Runner', con la recuperación de una decena de sus obras fundamentales.



Minotauro reedita 'El hombre en el castillo', 'Los clanes de la luna Alfana', 'Los tres estigmas de Palmer Eldritch', 'Lotería solar', 'Nuestros amigos de Frolik 8', 'Simulacra', 'Una mirada a la oscuridad', 'Valis' y 'Cuentos completos I y II', y publica por primera vez los 'Cuentos Completos III', según informaron a Europa Press fuentes de la editorial.

El sello recupera 'El hombre en el castillo', considerada una de sus mejores obras, la futurista 'Simulacra', ambientada a mediados del siglo XXI con unos Estados Unidos presididos por un androide, o 'Una mirada a la oscuridad', recientemente llevada al cine recuperando el uso del rotoscopio.

Minotauro también completa con esta celebración la tercera parte de los 'Cuentos completos', que muestran a Dick como prolífico autor. El propio autor compiló sus relatos en cinco volúmenes, de los que la editorial ha editado los tres primeros revisados.

La relación de Dick con el cine y la televisión ha sido muy importante, aunque el escritor tan sólo pudiera ver la adaptación de uno de sus relatos a televisión y algunas escenas de 'Blade Runner', que se estrenó cuatro meses después de su muerte.

La película 'Blade Runner' se basa en la novela '¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?', 'Desafío total', con Arnold Schwarzenneger en el cuento 'Podemos recordarlo todo por usted' ('Cuentos completos IV'), y 'Minority report', de Steven Spielberg, en el relato 'El informe de la minoría' ('Cuentos completos V').

Philip K. Dick (1928-1982) fue un escritor precoz, que empezó a dedicarse profesionalmente a la literatura en 1952. En los años 60, la duda existencial que marcó su vida y su obra le llevó a la drogadicción, convirtiéndose en un apóstol del LSD y gurú de la contracultura.

Dick llegó a publicar un total de 36 novelas y cinco colecciones de relatos. En 1962 ganó el Premio Hugo con la novela 'El hombre en el castillo' y en 1975 el Premio John W. Campbell por 'Fluyan mis lágrimas, dijo el policía'.

fuente: Europa Press

Labels: , , , , , ,

lunes, marzo 12, 2007

Philip K. Dick, con los pies en la tierra

Bibliópolis edita varias novelas inéditas en español del autor de ciencia-ficción, en clave realista, y que muestran una faceta desconocida - Se cumplen, además, 25 años del estreno de «Blade Runner», basada en una de sus obras

J. Ors (La Razón)


MADRID- Ya no quedan replicantes que hayan visto arder naves más allá de Orión ni tampoco androides que sueñen con ovejas eléctricas. La ciencia-ficción de Philip K. Dick no es la protagonista en el 25 aniversario de su muerte. La editorial Bibliópolis ha rescatado a un autor inédito que nada tiene que ver con la estética publicitaria, oscura y barroca que Ridley Scott empleó para dilatar las pupilas de los espectadores y reinventar el futuro para el cine con un héroe como Harrison Ford y un Rutger Hauer que interpretó a un robot con motivos suficentes para matar a su creador: un ajedrecista que ciñó su vida a la simple cifra de un dígito.
El autor que persiguió la gloria literaria con un sinfín de títulos, hoy reconocidos por millones de lectores, no alcanzó en vida el reconocimiento que deseaba y que se merecía. Cuando estaba a punto de subir el último peldaño, sobrevino su fallecimiento. «Este tremendo fracaso forma parte de su leyenda. Aspiraba a despuntar como un gran talento literario, pero triunfó en la ciencia-ficción, un género que le permitió mantenerse y, al menos, vivir de lo que escribía. Cuando era inminente su consagración, con el estreno de ?Blade Runner?, murió», comenta Luis García Prado, traductor y editor de esta reveladora serie de novelas de Philip K. Dick que hasta ahora se mantenían inéditas en español y que redescubren a un novelista diferente, realista y que nada tiene que ver, ni envidiar, con el que ya se conoce.
Tratamiento industrial
Las narraciones fantáticas permitieron que Philip K. Dick continuara escribiendo. Cuantas más firmaba, más cobraba. «No revisó apenas sus obras de ciencia-ficción. Este tratamiento industrial de su literatura le perjudicó. Con una idea era capaz de hacer varias historias cortas. Eso se nota ahora que se han editado los cuentos completos». Sorprende que un novelista hoy ligado a un género tan específico, pero que le ha reportado la fama y leyenda, volcara su pasión en unas historias adheridas a la piel de la cotidianeidad como la tinta azul de los tatuajes.«Trabajó en estos títulos partiendo de pequeños desequilibrios emocionales. Son conflictos diminutos. No hay grandes aventuras o dramas. Pero genera una enorme tensión al llevar las historias al límite de una anécdota en apariencia insignificante», explica Prado. Estas obras recobradas, entre las que se encuentran «La burbuja rota», «Mary y el gigante» o «Confesiones de un artista de mierda», se publicaron después de su desaparición. Las editoriales desconfiaron, en su momento, de esos personajes atípicos, que caían mal y desafiaban los gustos editoriales de la época: «Sus protagonistas no encajan en la realidad que les rodea. Están fuera de ella, padecen grandes insatisfacciones y contemplan con distancia todo lo que miran».
«En busca de Milton Lumky» inicia la colección. Dick se introduce, con un pulso narrativo inesperado, en la América más profunda de los cincuenta y los sesenta. «Algunos de estos títulos pertenecen a lo mejor que ha escrito. Me sorprendió su calidad. Creía que su ausencia en las librerías se debía a que eran novelas de aprendizaje, pero es al revés. Con ellas quería consagrarse como escritor», afirma Prado.
Esta primera novela aborda el amor y la muerte. Escoge a un protagonista, Bruce Stevens, que trabaja como comprador para un almacén de saldos; y a Susan Faine, propietaria de una tienda de mecanografía en declive. Los dos se encuentran por casualidad. Ella era su maestra en el colegio y entre los dos no tarda en surgir una relación peligrosa.
«Las narraciones están ambientadas en San Francisco y sus alrededores. Es el sitio en que vivía entonces. Contienen matices biográficos, naturalistas, donde los personajes no llegan a cruzarse, pero conviven. Todos los libros forman un tapiz del microcosmos social de esa zona de EE UU. Las hay mejores y peores. Pero leídas en conjunto ganan porque dan una perspectiva completa de ese mundo». Qué hubiera sucedido si P. K. Dick hubiera publicado estos títulos es la pregunta que queda en el aire: «La crítica se lo ha preguntado. Está claro que habría tenido la posibilidad real de haber obtenido fama como escritor».

Publicado originalmente en: http://www.larazon.es/noticias/noti_cul28065.htm

Labels: , , , ,

viernes, marzo 02, 2007

25 años de la muerte Philip K. Dick, autor de 'Blade Runner'

(EFE. 01.03.2007 - 12:58h )


-Una editorial española edita su obra realista, desconocida hasta ahora.

-El escritor saltó al género de ciencia ficción por motivos económicos.Sus libros han inspirado numerosos guiones de Hollywood, como por ejemplo Minority Report.

Es mundialmente conocido por haber inspirado Blade Runner y su carrera como escritor de ciencia ficción. Lo que pocos sabían es que Philip K. Dick empezó siendo un escritor realista y que su salto a la ciencia ficción se debió a motivos económicos.

Su desconocida obra realista llega a España con En busca de Milton Lumky, novela que inaugura una serie de este autor editada por el sello Bibliópolis .

El lanzamiento de este libro coincide con el 25 aniversario de su muerte -que se cumple mañana viernes- y del estreno de Blade Runner, película basada en uno de sus libros.

La trayectoria realista de Philip K. Dick (1928-1982) que se recupera ahora en la Colección Malabares sólo consiguió ver la luz "a rebufo" de su fallecimiento, según explica Luis G.Prado, editor y traductor de la obra.

Títulos como Confesiones de un artista de mierda, Mary y el gigante o El hombre cuyos dientes eran todos idénticos, sorprenden al mostrar un K. Dick joven, aunque "nada primerizo, que escribe obras ambiciosas, con tramas coherentes y consistentes de auténtico calado sentimental", apunta G. Prado, fascinado por esta obra "alternativa" del autor.

En ellas se descubre un escritor "con voz propia" que plasma "historias lineales con relativa sencillez de escritura", y en el que se atisban similitudes con personajes, sobre todo en los personajes femeninos, que más tarde aparecerían en obras futuras como El hombre en el castillo, Valis o La transmigración de Timothy Archer.

El autor de ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, que inspiró la mítica Blade Runner, tiene, según el editor, "mucho cajón", por lo que Hollywood recurre constantemente a sus textos para adaptaciones a la gran pantalla.

Es el caso de las películas Una mirada a la oscuridad (de Richard Linklater, película en la que se utilizó la técnica de la rotoscopia), Desafío total (Paul Verhoeven), Minority Report (Steven Spielberg) o Paycheck (John Woo).

Reconocido únicamente tras su muerte, esta recuperación del legado realista de K. Dick, no solo estará disponible en España, sino que, según asegura G. Prado, editoriales de Estados Unidos, Inglaterra, Francia y Alemania, ya ha comenzado esta misma andadura.

Labels: , , ,