fbpx

El día 1 de septiembre de 1939 las tropas de Hitler invadían Polonia. Durante los siguientes 6 años, el mundo entero permaneció atento a la evolución de la Segunda Guerra Mundial y, 80 años después, podemos afirmar que sigue ocupando páginas y páginas de historias, individuales y colectivas, que retratan uno de los sucesos que más marcaron a la sociedad. De entre todas esas historias, hemos seleccionado siete (aunque podrían ser muchas más) que merecen la pena por su valor testimonial.

MATADERO CINCO (KURT VONNEGUT). Después de ser prisionero durante la Segunda Guerra Mundial y ser testigo del bombardeo de Dresde por parte de los norteamericanos, a Vonnegut todavía le quedó sentido del humor para escribir esta obra, basada en sus experiencias con algo de ciencia-ficción, que ha pasado a la historia de la literatura por su mordacidad, su sátira despiadada y por, como el mismo autor afirmó, “sus ribetes esquizofrénicos-telegráficos”.

LOS DESNUDOS Y LOS MUERTOS (NORMAN MAILER). Un maravilloso testimonio del papel del soldado en la batalla, con todo su despliegue de miedos, dudas y heroicidad. Tras su experiencia junto a las tropas que ocuparon Japón después de la guerra, Mailer concibió esta mastodonte obra en la que puedes acompañar a una patrulla de jóvenes soldados en misión de reconocimiento por un terreno minado y desconocido.

EL DAÑO OCULTO (JAMES STERN). El subtítulo de este libro de no ficción lo dice todo: un viaje a la Alemania de posguerra junto a W. H. Auden. En el mismo año en el que finaliza la guerra, Stern se traslada a Alemania, enviado por el Pentágono, para interrogar a la población civil sobre el efecto de los bombardeos aliados. El resultado es un curioso testimonio de unos ciudadanos de a pie que ni siquiera habían tenido tiempo todavía de asimilar el horror del que habían sido víctimas y testigos.

EL IMPERIO DEL SOL (J. G. BALLARD). La historia de Jim Graham, al que la Segunda Guerra Mundial le pilla viviendo en Shanghai, es una brutal e inquietante epopeya sobre la ocupación japonesa después de Pearl Harbour y el empecinamiento del pequeño niño inglés de solo 11 años por sobrevivir a toda costa. Una conmovedora novela que sin duda conquistó a Spielberg.

EL IMPOSTOR (JAVIER CERCAS). Un libro curioso basado en una historia real, la de Enric Marco, que durante años se hizo pasar por superviviente de los campos de concentración nazis. Una obra que explora los límites de la conciencia humana y que se vale con la misma destreza de la realidad y de la ficción para retratar la impostura.

EL DÍA MÁS LARGO (CORNELIUS RYAN). Desde las estancias de Rommel hasta la playa minada de Omaha, pasando por los prados en los que accidentalmente cayeron los paracaidistas, el libro de Ryan es un intensivo retrato de todo lo acontecido durante el día D. Podrás saber quiénes y dónde estuvieron durante aquellas horas que marcaron una nueva y definitiva vuelta de tuerca en la Segunda Guerra Mundial.

MAUS (ART SPIEGELMAN). Y para terminar, la única novela gráfica premiada con un Pulitzer. La historia de Vladek Spiegelman como superviviente del holocausto, dibujada y contada por su hijo Art, sirve de testimonio de la persecución a la que estuvieron sometidas millones de personas y las consecuencias que derivaron en la generación posterior. Un bello alimento para la vista.