Hotel Kafka - Escuela de Ideas

Tfno.
917 025 016

Estás en Home » Blogs » El Mundo de Escher

domingo, octubre 21, 2007

Esplendor del grabado mexicano

MANUEL MARTÍNEZ

Muestra en el McNay incluye grabados de Rivera y otros grandes.



La hiperactividad pictórica que vivió México a principios del siglo pasado puede sentirse en carne propia en la exposición Mexico and Modern Printmaking: A Revolution in the Graphic Arts: 1920 to 1950, que se presenta en el Museo McNay de San Antonio.

Esta muestra reúne más de 125 obras de 50 artistas mexicanos y extranjeros, y constituye la investigación más exhaustiva sobre el grabado moderno mexicano que se ha presentado jamás en EU, según Lyle Williams, curador de grabados y dibujos del McNay.

"Muchos conocen los murales [mexicanos], pero no saben el papel integral que tuvo el grabado en el desarrollo del modernismo en México y en el mundo en el siglo XX", dijo Williams.

La mayor parte de los objetos exhibidos pertenecen al Museo de Arte de Filadelfia, donde la exposición ya estuvo, y al McNay, donde permanecerá hasta el 6 de enero de 2008. Después, la llevarán al Museo Nacional de Arte en México DF, según Williams.

"Entre las dos colecciones tenemos quizás el mejor grupo de este tipo de material en EU y tal vez mejor de lo que existe en México", dijo Williams.

El curador incluyó ejemplos para demostrar que México "tiene la tradición de grabado más antigua del Nuevo Mundo". Así, la muestra comienza con una reproducción del grabado en madera 'Nuestra Señora del Rosario', hecho por Juan Ortiz en 1571, que según Williams es la primera obra de su tipo en América.

"Es sorprendente cuántas primeras cosas hubo en México: la primera casa de la moneda, la primera escuela de arte, la primera biblioteca, el primer libro...", dijo Williams. "Siempre nos llegan malas noticias sobre México y yo le quería decir a la gente: 'ésta es una cultura fantástica que existe apenas al otro lado del río".

En la exposición también hay trabajos de José Guadalupe Posada, el grabador premoderno mexicano más importante.

Sin embargo, Mexico and Modern Printmaking se centra en un período en el que hubo un auge del grabado impulsado por la visión de José Vasconcelos, secretario de educación de 1921 a 1924. Él pensaba que "el arte debía estar disponible para todos, no sólo para la élite", escribe Williams en el catálogo de la muestra.

En esa década se fundaron escuelas de arte al aire libre, donde se enseñaba grabado y otras técnicas artísticas a quien quisiera aprenderlas, incluyendo obreros, indios, campesinos y mujeres.

La muestra contiene obras de los 'tres grandes' pintores mexicanos de la época: Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros, que contribuyeron al renacer de la litografía ?una técnica de grabado? en los años 30. Ellos, junto con Rufino Tamayo, tuvieron mucho éxito entre los coleccionistas de EU.

En 1937, un grupo de artistas fundó el Taller de Gráfica Popular (TGP), donde también se enseñó el grabado a la clase obrera. Mexico and Modern Printmaking reúne muchas obras y carteles con contenido político, en especial comunista o antifascista, realizados por el TGP.

"En el turbulento período entre la década de 1920 y 1940, los artistas mexicanos revivieron el grabado como una forma de diseminar sus mensajes revolucionarios a la clase trabajadora", escribe el estudioso James Wechsler en el catálogo.

"Un objetivo de la muestra es que la gente conociera más allá de los 'tres grandes'", señaló Williams. "Era un tiempo en el que había docenas, sino es que cientos, de artistas en el TGP, produciendo, cientos si no es que miles, de imágenes, y que no son tan conocidos como merecerían serlo".

fuente original del artículo: http://www.rumbonet.com/rumbo/articulo.asp?idart=491108&idcat=3803

Etiquetas: , , ,